La Banda Escolar de la Escuela Chilhué debuta exitosamente en desfile de Fiestas Patrias

Desde marzo del presente año, los apoderados de la Escuela Chilhué, Patricio Godoy Vargas y Raúl Macías Nahuelquín, también docentes de la comuna, presentaron el proyecto «Banda Escolar», cuyo objetivo es Fortalecer valores, actitudes y sentido de pertenencia dentro de un marco de disciplina, orientando y adaptando a los alumnos y alumnas que adquieran confianza y seguridad en sí mismos en el desarrollo y ejecución de instrumentos de percusión y de viento. 

Este proyecto está dirigido a a alumnos y alumnas de Enseñanza Básica y Enseñanza Media de la comuna de Queilen, como también ex alumnos y apoderados que pertenecieron y poseen conocimiento de bandas escolares en su etapa de estudio. Tiene un carácter fundamentalmente práctico, cuya importancia radica en el fortalecimiento de los valores cívicos e identidad Institucional.
Para destacar el compromiso como apoderados, quisimos realizar una entrevista a los instructores de la Banda para conocer su apreciación y sentimiento del trabajo que han llevado a cabo hasta el momento:

1. ¿Cómo nació la idea de formar una Banda Escolar?
Patricio:
Nace por la preocupación que teníamos  como comunidad de no contar con una banda de guerra en sus tiempos (año 2005), comenzamos a trabajar con el amigo de infancia Raúl Macías en lo que es enseñar nuestros conocimientos que adquirimos cuando fuimos alumnos de la recordada y emblemática escuela F- 1009 de Queilen :), nuestra primera intervención funcionó hasta el 2011. Desde ese tiempo a la fecha no existía una banda representativa de la Escuela Chilhué, y es por eso que la Dirección y Equipo Directivo no dudó en apoyarnos en esta nueva iniciativa que por segunda vez se volvía a juntar y lo más lindo, reanudar los trabajos de la banda escolar que por 5 años estuvo sin ejercicio.
Raúl: La idea nació ya hace mucho tiempo, 5 o 6 años atrás, cuando formamos la primera banda escolar en aquel entonces Liceo Escuela Chilhué, una forma de poder reactivar nuestras ganas de decir “nosotros también podemos” ¿porque otros pueblos si y Nuestro Queilen no?
(Mención a parte el tremendo apoyo recibido de parte del equipo directivo de nuestra escuela, encabezado por su Directora, Jefa UTP e Inspector General, que siempre y en todo momento nos apoyaron y están siempre con nosotros. Resaltando nuestra motivación personal, derivada de la formación de infancia y juventud aprendida a base de experiencias y excelentes valores obtenidos de nuestras familias y ex instructores).
PERSONALIDAD ¡¡MENTALIDAD GANADORA!!
Desde lo más profundo de nuestro sentimiento Queilino y como ex alumnos de la Escuela F-1009 y actual Chilhué; se necesita tener identidad local, sentido de pertenencia y profunda lealtad a nuestro pueblo, de poder inculcar a las futuras generaciones, valores que favorezcan su desarrollo personal, como la disciplina, el respeto, responsabilidad, solidaridad y el trabajo en equipo.

2. ¿Cuál ha sido el interés de los alumnos en aprender?
Patricio:
Ha sido muy bueno, aunque en un comienzo tuvimos la demora de los instrumentos que llegasen a nuestro poder, niños se fueron aburriendo de la espera, contábamos con más de 30 alumnos interesados, al día de hoy contamos con 17 integrantes, pero son los mejores, por entregarse con dedicación y compromiso, dejando muchas cosas de lado, como distracciones de cada edad de los alumnos.
Raúl: Muy bueno, dentro de todo lo que implica la formación semi militar, a lo cual las actuales generaciones no están muy acostumbradas, como también así teniendo en cuenta que estamos en una época muy globalizada y llena de otros pasatiempos y actividades que cada día le quitan a nuestra juventud horas de esparcimiento al aire libre, como lo hacíamos nosotros antes. Como la TV Y EL INTERNET.

3. Cómo ha sido la experiencia de ser instructores?
Patricio: Llevamos muchos años formando alumnos, generaciones y generaciones (se nos cayó el carnet), pero lo importante que siempre hay recuerdos agradables de los ex integrantes, y a la vez el reconocimiento de ellos que en sus tiempos fueron entretenidos, llegando a tener hasta 60 integrantes.
Raúl: Dentro de muchas cosas que he hecho como persona y profesional, en pos de mi comunidad; esto ha sido una de las cuales jamás me arrepentiré y que más me llena, el trabajo con jóvenes es gratificante, ser parte de un trabajo formativo. Ver esas caritas dudosas y temerosas al principio y luego de alegría, orgullo y satisfacción al ver el trabajo logrado. Tener la dicha más importante, el poder decir “ SÍ HICE ALGO POR MI GENTE, POR MIS JÓVENES Y POR MIS NIÑOS DE MI PUEBLO; HECHOS Y ACCIONES, NO PALABRAS”

4. ¿Cómo fue la recepción del público en el desfile de fiestas patrias?
Patricio: La recepción del público fue muy importante, ya que esta vez se presentaron dos bandas, por ende, las felicitaciones iban para las dos. Y eso da a entender, que como docente Queilino se están realizando bien las cosas, dejando un trabajo en casa y que más lindo que hacerlo con el amor que uno le tiene a su comuna, y como dice mi colega Raúl, resaltar el talento que poseen los niños.
Raúl: Fue tremenda y muy potente, la gente nos felicitaba y agradecía mucho por haber reactivado la banda escolar, como también los padres de mis chicos, los cuales me agradecían mucho y me decían que nosotros resaltamos el pueblo y el talento oculto de sus hijos.

5. Que mensaje les gustaría entregar a las nuevas generaciones?
Patricio: Sólo decirles, que nada es imposible cuando se quiere hacer algo, los alumnos saben de todas las trabas que tuvimos desde un principio. Pero siempre con la frente en alto y decidimos ir contra la corriente, y así logramos formar la banda. A la vez el compromiso es esencial en la vida, mis alumnos saben del sacrificio que realizaba para poder esta con ellos en cada ensayo, (trabajo en la Escuela de San José, Isla Tranqui). Los temporales, y a la vez la falta de locomoción desde mi sector en la isla los días de ensayo, no fueron impedimento, de alguna u otra manera estaba presente en los ensayos.  Y a mi compañero Raúl decirle: “Muchas gracias por seguir apoyando las locuras de tu amigo Pato, ya que NOSOTROS IGUAL PODEMOS”.
Raúl: “Me gustaría decirles que nunca jamás se cansen de luchar e intentar , una y otra vez, digan lo que le digan, nada en esta vida es fácil y nada se consigue sin sacrificio, cada caída debe hacerlos más fuertes y es un paso más hacia nuestra meta final», siempre luchen por sus sueños con humildad, tranquilidad, constancia y perseverancia, ¡¡NOSOTROS TAMBIÉN PODEMOS!!  ¡¡VIVA NUESTRO PUEBLO QUERIDO!!  ¡¡VIVA LA CHILHUÉ!! ¡¡Gracias por permitirme ser su Instructor!!

Fotos: Escuela Chilhué, Carlos Segovia, Raúl Macías y Patricio Godoy.

Deja un comentario